NUESTRA REVISTA
Revista Eco de la Hostelería Nº 74El Eco de la HosteleríaNº 74PORTADA:

Promocionando Albacete. Jornadas Micoógicas. Naturocio y Naturocio 2.0. P...

Ver números anteriores
DESTACADOS
PUBLICIDAD
  • Interservi
  • Red de Asesores Tecnológicos
  • www.turismoenalbacete.com

Actualidad

Inicio > Actualidad > La hostelería albaceteña sale a la calle para luchar por el futuro de sus negocios

La hostelería albaceteña sale a la calle para luchar por el futuro de sus negocios

Lunes, 28 de febrero de 2011
Jornada de paro en el sector hostelero

Fuente: APEHT Albacete

La jornada de paro del sector de la hostelería en Albacete ha sido secundada por más del 90 por ciento de los empresarios. Cerca de 2.000 hosteleros de toda la provincia se congregaron ante la Subdelegación del Gobierno de Albacete para denunciar la ruina del sector a la que les está llevando la nueva Ley del Tabaco.

Los hosteleros de la provincia de Albacete han salido a la calle esta mañana, respondiendo de forma masiva a la llamada de unión y protesta contra la nueva Ley del Tabaco que lleva dos meses haciendo mella en la subsistencia del sector de la hostelería en todo el país.

Los manifestantes han estado apoyados por el presidente de la Federación Nacional de Hostelería y Restauración (FEHR), José María Rubio, que ha asistido a la manifestación de Albacete, así como por los representantes de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Albacete (Apeht) con su presidente, Juan Sánchez Escobar, a la cabeza. Los hosteleros albaceteños también han contado con el respaldo de los hosteleros toledanos, representados por Alfonso Silva.

La manifestación, convocada a las 11:00 de la mañana en la plaza del Altozano de la capital albaceteña, ha reunido a unos dos mil hosteleros bajo pancartas y estandartes que preconizaban que la prohibición total del tabaco va a llevar a la ruina al sector de la hostelería. 

La congregación de hosteleros ha partido a las 12:00 hacia la Subdelegación del Gobierno, recorriendo las principales calles del centro de la ciudad, en la que el 90% de los bares, restaurantes y cafeterías han permanecido cerrados durante toda la jornada. La marcha se ha sucedido tras un ataúd que simbolizaba la muerte del sector y cientos de carteles reivindicativos contra la ya famosa Ley del Tabaco.

Ante la Subdelegación del Gobierno, el presidente de la asociación provincial y el presidente de la federación nacional han dirigido unas palabras a los hosteleros convocados. Así Sánchez Escobar ha agradecido el apoyo y solidaridad de todos los que han secundado la jornada de paro y se ha lamentado de que “un empresario no cierra su negocio por capricho, si no porque de verdad nos están haciendo daño”.

José María Rubio, por su parte, ha denunciado que en menos de dos meses miles de hosteleros se han visto abocados a la ruina y de seguir así se ocasionará un desastre económico en el sector de proporciones desconocidas. En su discurso ha lanzado una petición al Gobierno y a los partidos políticos para que rectifiquen y paralicen la aplicación de la Ley del Tabaco. “Pedimos la suspensión inmediata de la actual ley para negociar una nueva ley con sólo una condición: el reconocimiento del derecho de los asalariados a trabajar en espacios sin humo”, ha sido la demanda del presidente nacional de los hosteleros.

José María Rubio ha concluido diciendo que ésta no era una ley ‘antitabaco’, puesto que con ella se han incrementado los puntos de venta de este producto, ni tampoco una ley ‘antifumadores’, porque los fumadores siguen fumando en la calle y en sus casas, si no que era “una ley ‘antihostelería’ porque nos está quitando clientes, nos está quitando ventas y está arruinando nuestros negocios”

Tras la concentración de esta mañana, los establecimientos hosteleros que han secundado la jornada de paro permanecerán cerrados durante todo el día como señal de protesta, para hacer notar a los ciudadanos, políticos y representantes de las instituciones la carencia del servicio público que llevan a cabo las cafeterías, restaurantes y bares a los que la Ley del Tabaco está llevando a la ruina.