NUESTRA REVISTA
Revista Eco de la Hostelería Nº 74El Eco de la HosteleríaNº 74PORTADA:

Promocionando Albacete. Jornadas Micoógicas. Naturocio y Naturocio 2.0. P...

Ver números anteriores
DESTACADOS
PUBLICIDAD
  • Interservi
  • Red de Asesores Tecnológicos
  • www.turismoenalbacete.com

Actualidad

Inicio > Actualidad > Perdón fiscal para los hosteleros que no puedan poner terraza por las obras

Perdón fiscal para los hosteleros que no puedan poner terraza por las obras

Jueves, 4 de marzo de 2010
convenio

Fuente: La Verdad

El Ayuntamiento exime del pago de al menos un trimestre de la tasa por ocupación de las calles a los locales que se vean perjudicados

Entre el llamado Plan Zapatero y el Plan de Barrios, no hay barrio de la ciudad que no esté levantado. Cuando se abre un zanja, los vecinos sufren las molestias de las obras, pero los comercios y hostelero de la calle ven también como les afecta a su bolsillo.

El Ayuntamiento de Albacete ha sido sensible a sus quejas y ha adoptado el acuerdo de perdonar el pago de la tasa que pagan por ocupar la calle con sillas y mesas a los bares, cafeterías, restaurantes y pubs que se hayan visto, o se vean afectados, por las innumerables obras. El acuerdo se adoptó hace un par de semanas en la Comisión de Hacienda.

De entrada, el consistorio les eximirá de pagar la tasa correspondiente a todo un trimestre, desde el momento en el que tengan una obra en su puerta, con independencia de que los albañiles estén trabajando en la zona un semana, dos o tres meses. Por tanto, como mínimo, quedarán exonerados de pagar todo un trimestre.

Si las obras se prolongasen más de 90 días, el descuento en la tasa será del número exacto de los días en los que el establecimiento no pueda instalar su terrazas.Este es el único descuento fiscal que ha aprobado el Ayuntamiento de Albacete para los afectados por las obras.

El concejal de Hacienda, Antonio Martínez, explicó a 'La Verdad' que es el único beneficio que se les puede conceder y que en este caso es totalmente lógico desde el momento en el que las obras les imposibilitan realizar la actividad por la que se supone están pagando la tasa. Hasta el momento, una treintena de hosteleros han pedido ya este perdón fiscal.